600 estudiantes participan en la VI Semana del Alumno Ciego de Melilla

Los niños se prueban sus antifaces en el aula

Del 18 al 22 de febrero en Melilla se ha vuelto a hablar de las necesidades de los alumnos ciegos y deficientes visuales. A iniciativa de la Agencia Administrativa en la Ciudad Autónoma, y fruto del convenio suscrito con el Ministerio de Educación, las jornadas han contribuido a sensibilizar a la comunidad educativa sobre los problemas que encuentran los alumnos en su integración escolar y, de paso, a mejorar el ajuste sicosocial de los alumnos ciegos y con discapacidad visual.
En esta ocasión han participado los centros de educación de Infantil y Primaria Mediterráneo, Velázquez y el número 13, el instituto de Secundaria Leopoldo Queipo y el colegio Nuestra Señora del Buen Consejo. En total han participado 600 niños tanto de Primaria como de Secundaria y Educación Especial.
El programa de actividades desarrolladas durante esta semana contaba con ejercicios de orientación y movilidad con las gafas de simulación de patologías visuales; charlas de concienciación sobre las necesidades de los alumnos ciegos; representaciones de la vida cotidiana dentro del ámbito escolar; ejercicios de reconocimiento al tacto; actividades de discriminación auditiva, del olfato y el gusto; y visualización de una película audiodescrita.

Dos profesoras explican a los alumnos ejercicios de orientaciónEn esta edición se convocaron tres concursos, sobre cómic, dibujo y collage y un tercero para elegir al cartel anunciado de la que será la VII Semana del Alumno Ciego en Melilla, el próximo año. Y se han presentado 900 trabajos.

Los centros ganadores han resultado el colegio Juan Caro, el colegio Mediterráneo, Pintor Eduardo Morillas y Nuestra Señora del Buen Consejo. Mientras que el ganador del concurso encargado de diseñar el cartel anunciador de la próxima Semana del Alumno Ciego de Melilla resultó la Escuela de Arte Miguel Marmolejo, con una mención especial al Centro de Educación Especial reina Sofía.
La ONCE y el Ministerio de Educación celebraron el pasado día 25 el acto de entrega de premios, que tuvo lugar en la Sala de Exposiciones del Real Club Marítimo de Melilla. Desde el 25 al 28 de febrero se mantuvo abierta al público la exposición con los trabajos de cómic, dibujo, collages y fotografías que han participado en los distintos concursos. Y el 29, la Plaza de las Cuatro Culturas acogió una exhibición de perros guía con animales y entrenadores de la Fundación ONCE del Perro Guía.
Un modelo eficaz
Finalizada la Semana, el director de la Agencia de la ONCE en Melilla, Juan Carlos Rubio, se mostró “muy satisfecho” por haber puesto en funcionamiento en Melilla una actividad que a lo largo de estos seis años ha demostrado ser, según dice, un medio de comunicación eficaz de las necesidades de los escolares con problemas visuales. Rubido destaca en este sentido la repercusión positiva que la semana de actividades tiene tanto para la comunidad educativa como para la concienciación de la sociedad melillense en su conjunto, por el impacto mediático que genera.
“Cuando en el curso escolar 2002/03 nos planteamos cuál podría ser una manera eficaz de hacer llegar nuestra labor a la comunidad eductiva para facilitar desde la detección de los chicos con problemas visuales hasta la inegración real de nuestros afiliados escolares en el aula, y dimos con la feliz idea de dedicar una semana a la realización de actividades que girasen en torno a la deficiencia visual, conseguimos, con el paso de los años, crear un modelo de acción institucional eficaz de alto contenido social y que comunica muy bien la labor de la ONCE en cuanto entidad prestadora de servicios sociales abierta a la sociedad”.