La ONCE alerta sobre el riesgo social en el medio rural andaluz

Patricio Cárceles y Alberto Morillas con Jerónimo Páez y los delegados de la Junta en Jaén de Agricultura e Igualdad El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, y el director de la Fundación El Legado Andalusí, Jerónimo Páez, firmaron el pasado 15 de noviembre el acuerdo por el que la ONCE va a contribuir a la accesibilidad de una exposición que pretende ser un evento nacional e internacional de primer nivel. La Muestra arranca con grandes aspiraciones por parte del Gobierno andaluz, impulsor del proyecto. Por un lado, estrechar lazos de respeto y diálogo entre los distintos pueblos y, por otro, subrayar el papel del olivo andaluz como símbolo de paz y reconciliación y como símbolo también del patrimonio histórico, agrícola, social y económico de Andalucía.

Jerónimo Páez se mostró “doblemente orgulloso y feliz” de contar con el apoyo institucional de la ONCE como entidad colaboradora “porque persigue un objetivo excepcional y trabaja de una forma muy especial”. Páez dijo en la presentación que la ONCE es una Organización “envidiada en muchos países”. “Gracias a la ONCE nos sentimos más cercanos al ser humano, en un mundo a veces bastante complicado en su realidad”, subrayó. La Fundación El Legado Andalusí está presidida por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Patricio Cárceles, aprovechó la firma del convenio para alertar sobre el riesgo de brecha social que existe, a su juicio, entre el medio urbano y rural, y abogó por un mayor compromiso público e institucional para acabar con las barreras que impiden la igualdad de oportunidades en los pueblos de la Andalucía interior con respecto a las grandes ciudades.

Un momento de la intervención del delegado territorialCárceles sostuvo que objetivos como potenciar la posición de Andalucía en el mundo; abrir su economía al exterior; modernizar su tejido productivo; o impulsar una cultura emprendedora y relanzar, como activo económico y social, el patrimonio cultural andaluz “deben ser perfectamente compatibles con la meta de conseguir una sociedad integradora en Andalucía donde participen todas las personas, evitando y eliminando situaciones de marginación y generando más empleo en aquellos colectivos con más dificultades para integrarse en el mercado de trabajo”.

En este sentido reconoció que el riesgo de brecha social entre el medio rural y el urbano es hoy menor que hace sólo dos décadas. Pero advirtió de que todavía quedan muchas barreras por derrumbar que impiden a los hombres y mujeres que viven el medio agrario el acceso al progreso y bienestar que disfrutamos en las grandes ciudades. Y pidió un mayor compromiso público e institucional para conseguirlo.
Accesibilidad, formación, teatro y Cuponazo

La prioridad del convenio es la accesibilidad de la Exposición. La ONCE va a poner a disposición de la Fundación El Legado Andalusí a sus técnicos en accesibilidad para facilitar la movilidad de las visitas; va a editar en formato accesible un catálogo para repartir entre los afiliados a la ONCE que se acerquen hasta las distintas sedes; va a elaborar un folleto de mano divulgativo con planos en relieve de la geografía del olivo; y va a formar al personal que atenderá las visitas en el trato y acompañamiento a personas con discapacidad y asesorará también en materia de accesibilidad de los recintos.

También contribuirá a la proyección nacional de la exposición dedicando El Cuponazo del sorteo del viernes 7 de marzo a la Muestra. Además impulsará la participación activa de los alumnos del Centro de Recursos Educativos que la ONCE tiene en Andalucía en la Exposición organizando una semana de actividades académicas para divulgar el valor del olivo en Andalucía que culminarán con la visita a la Exposición. Y también impulsará la participación del colectivo de afiliados de la ONCE en Andalucía, con visitas guiadas a las sedes para participar en sus catas de aceites. El convenio prevé también la participación de las agrupaciones teatrales de la ONCE mediante la representación de una obra en torno al olivo creada específicamente para la exposición.
Los firmantes y los delegados de la Junta juntas sus manos para posar para los gráficosA su juicio del delegado de la ONCE en Andalucía, Tierras del Olivo es una oportunidad “extraordinaria” para poner en valor la riqueza patrimonial que el olivo representa para Andalucía. Cárceles destacó que las provincias de Jaén y Córdoba han demostrado el enorme potencial de desarrollo del mundo rural, su gran capacidad para ofrecer productos y alternativas de calidad, su capacidad para crear riqueza y empleo y favorecer un modelo de crecimiento sostenible.

“De generación en generación –dijo-, el cultivo del olivar se ha ido erigiendo en un vehículo histórico de Jaén hacia la modernidad y el progreso. Estas tierras del olivo son el ejemplo más claro del afán de superación del pueblo andaluz, que ha dado como fruto toda una revolución social convirtiendo lo que ayer fue una actividad de subsistencia en un sector dinámico y emprendedor”.

En el acto de la firma estuvieron presentes los delegados de las Consejerías para la Igualdad y Bienestar Social y de Agricultura de la Junta de Andalucía en Jaén, Carmen Álvarez y José Castro, respectivamente, y el presidente del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía, Alberto Morillas y la directora de la Organización en Jaén, Rosario Sedano.