El CD ONCE-Andalucía viajará a Austria para jugar la Copa de Europa

Imagen de todo el equipo del CD ONCE-Andalucía en la cancha
Conveen Sitting Bulls, quien hará de anfitrión, RSC Rollis Zwickau de Alemania, Santo Estefano de Italia y Les Aigles de Meyrin de Suiza pelearán con el C.D. ONCE-Andalucía, entre el 7 y el 9 de marzo de 2008, por una de las dos plazas del grupo C de la Copa de Europa André Vergauwen que da la clasificación para la fase final, que se celebrará en París en el mes de abril.

El pasado 20 de octubre comenzó la temporada 2007/08 de baloncesto en silla de ruedas. Una nueva edición de la Liga Nacional de División de Honor, Trofeo Fundación ONCE, echó a andar. Y el C.D. ONCE-Andalucía empezó venciendo en su cancha del C.R.E. Luis Braille a todo un histórico del básquet español como es el CAI Zaragoza, el equipo que más campañas lleva de manera ininterrumpida entre los mejores de esta disciplina deportiva. Posteriormente, en la segunda jornada, los pupilos de Manu Balderas reeditaron triunfo; esta vez, a domicilio, en la complicada visita al García Sanromán de Las Palmas, donde el Sandra Gran Canarias tuvo que claudicar ante el empuje sevillano (60-66).

Siete equipos españoles en Europa

Pero días antes de este arranque liguero, el club hispalense supo cuáles van a ser sus rivales en la fase previa de las competiciones europeas. Mejor dicho, el C.D. ONCE-Andalucía y el resto de planteles españoles, que han logrado una proeza casi sin precedente. Porque, efectivamente, España tendrá siete representantes en las competiciones europeas (Copa de Europa, Copa André Vergauwen y Copa Willi Brinkmann), en el presente ejercicio, con lo que se iguala así el récord del 2005/06, jamás conseguido por ningún otro país en toda la historia. De esta forma, disputarán encuentros internacionales el C.D. Fundosa ONCE y el Fundación Polaris World B.S.R. (Copa de Europa), el mencionado C.D. ONCE-Andalucía y el Sandra Gran Canaria (Copa André Vergauwen), y el C.P. Mideba Badajoz, el Amfiv Vital Vigo y el Fundación Grupo Norte (Copa Willi Brinkmann).

Latham y Vargas en plena faena deportiva
En cuanto al C.D. ONCE-Andalucía se refiere, hay que decir que su cita está fijada para el 7 de marzo, en Klosterneuburg, localidad austriaca ubicada a 13 kilómetros de Viena. Su titular es el Conveen Sitting Bulls, quien hará de anfitrión en el grupo C de la Copa André Vergauwen, competición a la que accede el equipo sevillano tras quedar tercero en la liga española en la anterior temporada. Junto a estos dos estarán también el RSC Rollis Zwickau de Alemania, el Santo Estefano de Italia, quien ha sustituido al Amberes Players belga, y el Les Aigles de Meyrin de Suiza. Se clasificarán para la ronda final los dos primeros de cada uno de los tres grupos. Ésta se celebrará entre el 24 y el 27 de abril de 2008 en París. Así, ya están clasificados de oficio el CAP SAAA francés, como club organizador, y el S.C. Antilope de Holanda, por lo que los otros seis clubes tendrán que ganarse un lugar en la gran cita parisina en plena primavera del próximo 2008.

Cita con la André Vergauwen

Tras dos años seguidos participando en la C1, aquélla a la que acceden los dos primeros de cada liga europea, el C.D. ONCE-Andalucía tomará parte en la C2, tras hacerse acreedor al tercer puesto en el campeonato doméstico, en el apurado final del pasado ejercicio, tras el C.D. Fundosa Once (campeón) y el Polaris World (subcampeón). En la última jornada, los entonces pupilos de Abraham Carrión tenían que vencer en la cancha del C.R.E. Luis Braille al ya campeón liguero C.D. Fundosa Once. Sin embargo, en un trepidante partido, que necesitó de tres prórrogas y más de 100 puntos por equipo, los auriverdes cayeron derrotados y no pudieron optar a la segunda plaza, la que les hubiera llevado a la primera competición continental. No obstante, esta cita que tendrán que afrontar en Austria será todo un reto para ellos, toda vez que se trata de una competición a la que llegan competidores de notable potencial. Prueba de ello es que en el mismo grupo del C.D. ONCE-Andalucía se han colado por obra y gracia del azar dos equipos de gran relieve, como el Zwickau alemán y el Santo Estefano italiano. Con los primeros ya se ha vivido una experiencia. Fue en la pasada fase previa de la Copa de Europa, en la que los germanos derrotaron a los hispalenses en la tercera jornada, apeándoles de la fase final. Por ello, este duelo tendrá un doble aliciente para las huestes de Balderas, porque al prurito de vencer a un rival directo habrá que añadirle la motivación que puede suponer vengar la derrota de la última confrontación.
El jugador Israel Sánchez con dominio de la pelota
A romper la maldición

Las competiciones europeas han supuesto para el campeonísimo español una experiencia maldita. A pesar de ser uno de los grandes dominadores del básquet nacional, el C.D. ONCE-Andalucía mantiene una relación de amor y odio con la cita continental. Unas veces por la falta de experiencia, dadas las pocas ocasiones en las que ha participado al no poseer recursos económicos para viajar a Europa y tener que renunciar muchas veces al derecho ganado sobre las canchas; otras, por la falta de acierto de sus jugadores en determinados momentos; y otras, por el elevado nivel de sus rivales, lo cierto es que la suerte se ha mostrado esquiva y el papel representado ha dejado más sombras que luces.

Ésta será la octava vez que el C.D. ONCE-Andalucía participe en la elite del básquet europeo. Ya lo ha hecho en tres ocasiones en la Copa André Vergauwen y en cuatro en la Copa de Europa de clubes campeones de Liga. Sólo en una llegó a la fase final. Pero ello lo hizo por su condición de organizador de la edición de 2002, en la que no pudo superar una decepcionante séptima posición.

El equipo se ha reforzado muy bien para esta temporada, con la vuelta de Vargas, los fichajes de los jovencísimos Álvaro Pernía y Bill Latham, de 17 y 18 años de edad, respectivamente. El primero, campeón de Europa júnior con España en el verano de 2006, y el segundo, toda una realidad del baloncesto en silla australiano, a pesar, como digo, de su juventud. Por ello, con el añadido de la continuidad de expertos como los internacionales De Paz, Navarro, Beiro, Sánchez y Romero, el C.D. ONCE-Andalucía afrontará la nueva cita con renovadas ilusiones. Eso sí, sabedor de que la empresa no va a ser fácil. Pero la experiencia de otros años y el potencial de la plantilla invitan a ser optimistas; al menos, para superar la primera ronda y viajar a París.

L. Julio del Zapatero