Por una educación de calidad en igualdad

La Educación en Andalucía para el curso 2007/2008 presenta como una de las novedades más importantes la puesta en marcha de la primera Ley de Educación para Andalucía (LEA) que en estos momentos ha sido remitida al Parlamento para su tramitación y aprobación definitiva.
La futura Ley dedica todo un título al establecimiento de las garantías de la Equidad en la Educación. La atención a la diversidad del alumnado, las medidas de educación compensatoria de las posibles desigualdades de origen y el tratamiento diferenciado de las necesidades educativas especiales.
En Andalucía, desde el principio hemos sentado las bases de la integración en nuestro sistema educativo de aquellos alumnos que presenten necesidades educativas especiales. Por ello, el año pasado firmamos un convenio con la ONCE en el que establecíamos que la escolarización de los alumnos y alumnas con discapacidad visual se llevaría a cabo con carácter general, en centros ordinarios y, cuando las circunstancias lo justifiquen, en centros específicos de educación especial.
El convenio establece una atención especializada a todos los alumnos y alumnas con discapacidad visual en todos los niveles educativos previos a la Universidad, así como a sus familias y centros docentes a los que asistan, desde el momento de su detección. Los destinatarios serán los que tengan un grado de visión igual o inferior a 1/10 (Escala de Wecker) o una reducción del campo visual a 10 grados.
Para ello se establece un sistema de apoyos con profesores especialistas que garantice las condiciones óptimas de la atención educativa de las personas con discapacidad visual en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Tanto la Administración como la ONCE deben velar cada una en el ámbito de sus competencias, para que en los centros educativos donde se escolarice alumnado con discapacidad visual, se cumpla lo establecido en la normativa vigente y se garantice la dotación de recursos, tanto personales como materiales, que den respuesta a las necesidades educativas especiales de esta población.
Por otra parte, la escuela andaluza se haya en un momento de cambios profundos. Estamos poniendo los cimientos de lo que será la escuela del futuro o la escuela del siglo XXI. Lo que llamamos la modernización del sistema educativo a través de la implantación de las nuevas tecnologías de la comunicación, que están cambiando nuestras formas de aprendizaje.
Los nuevos centros educativos TIC suponen una revolución innovadora a la altura de la que supuso la de los grandes pedagogos españoles del anterior siglo. Por otra parte, otro de los grandes retos en un mundo globalizado es el aprendizaje de idiomas y por ello hemos puesto en marcha el Plan de Plurilingüismo pionero en España. Si a ello añadimos la importancia de impregnar a nuestra escuela de los valores de una cultura democrática muy entroncada con los conceptos de la ciudadanía, se puede decir que estamos construyendo las bases de por donde ha de ir la escuela del futuro o la escuela del siglo XXI.
Andalucía en las últimas décadas ha hecho un esfuerzo considerable en situarse al mismo nivel que otros pueblos de España y de Europa. De partida contábamos con un déficit histórico que hacía necesario un mayor esfuerzo presupuestario. Hoy en día podemos decir que somos una comunidad emergente donde la Educación ha pasado a ser el centro o el motor de nuestro desarrollo.
Nuestra comunidad cuenta con más de 4000 centros educativos; casi un millón y medio de alumnos y unos 100.000 profesores. Hemos puesto en marcha una serie de planes para mejorar la calidad de la educación, que nos sitúan en el nivel medio de España y esperamos seguir mejorando en los años venideros.
Primer plano de la consejera de Educación, Cándida Martínez
Cándida Martínez
Consejera de Educación de la Junta de Andalucía