Almunos de Primaria de Andalucía y Extremadura avanzan en autonomía de su vida diaria

El Centro de Recursos Educativos de Sevilla acogió, del 8 al 13 de julio, un servicio de escolarización combinada entre alumnos de primaria de Andalucía y Extremadura para que compartieran una experiencia conjunta en necesidades de la vida diaria.
Dos alumnos amasan con la batidora una crema para un bizcocho
En total el centro recibió 32 solicitudes de todos los equipos del ámbito, de los que admitió a 22 alumnos, 17 ciegos y cinco deficientes visuales graves, que fueron atendidos por 17 educadores en distintos turnos y tres técnicos de rehabilitación.
El objetivo de esta acción era detectar las necesidades de los alumnos en habilidades de la vida diaria, y, a través de actividades de carácter lúdico, proporcionar pautas, y estrategias en el día a día para mejorar la destreza en aspectos fundamentales como el auto cuidado, la higiene personal, el vestido, el orden en su habitación, la posición en la mesa o el manejo de cubiertos en tareas sencillas.
Tres alumnos escuchan atentos cómo distinguir los alimentos
Las jornadas de mañana trascurrieron con ejercicios de aseo, vestido, arreglo de la habitación preparado del desayuno, salidas a la calle, compras, ejercicios en la mesa o los cubiertos. Mientras que las tardes se reservaron para los aspectos más lúdicos con juegos o salidas a la piscina. Todo ello encuadrado en un programa general con el objetivo siempre de mejora de la autonomía.
En la jornada del último día, las familias se incorporaron por la mañana con el fin de que los alumnos les preparasen para ellos el desayuno, una actividad que se realizó a modo de estímulo para el trabajo posterior y continuo con sus hijos. Ya el almuerzo lo compartieron padres y alumnos con los profesionales que estuvieron impartiendo la actividad.
A pesar de la brevedad del curso, su desarrollo resultó muy satisfactorio para los participantes ya que, tanto los alumnos como sus padres, reconocieron el progreso evidente registrado en este corto espacio de tiempo. Todos comprobaron el potencial de mejora que pueden adquirir en el área de la autonomía personal con una adecuada atención técnica y continuidad en el trabajo por parte de las familias.
También hubo tiempo para la diversión. En la foto, los niños a punto de tirarse todos por el tobogán acuático
El director del Centro de Recursos Educativos, Manuel Cruzado, valora muy positivamente la actividad desarrollada. “En primer lugar –explica- porque es el inicio de una nueva oferta de atención a todos los alumnos integrados en colegios de Andalucía y Extremadura, en temas muy específicos que necesitan una atención que para los equipos de la zona resulta difícil de prestar”. “Por otra parte –añade- los alumnos han aprendido y disfrutado a la vez compartiendo tareas y juegos con sus compañeros, mostrando a padres y madres el camino del aprendizaje en tareas tan básicas como vestirse, comer sólo, etc. que en definitiva los va a convertir en personas autónomas e independientes.
Cruzado destaca el alto grado de satisfacción de las familias tras la estancia en el centro de sus hijos y elogia el “excelente” trabajo que, a su juicio, han realizado los profesionales que han participado en la programación y desarrollo del curso, “logrando –dice- todos los objetivos del curso, en un excelente ambiente para los niños y familias”.
Tras el curso, el C.R.E. de Sevilla ha realizado un informe de evaluación individualizado por cada alumno, para remitirlo a los equipos de procedencia y a los padres con recomendaciones personalizadas, además una carta en braille o tinta, según cada caso, para los alumnos haciéndoles recomendaciones ajustadas a su nivel de lenguaje y capacidades.